martes, 13 de diciembre de 2016

NECESITAMOS ASPIRAR AL CIELO

Muchas veces cometemos errores que marcan nuestra vida. Quisiéramos dar un paso atrás y cambiar lo sucedido, pero no es regresando el tiempo como podemos cambiar nuestro presente y futuro; es mirando al frente y arriba como podemos levantarnos




La época en que vivimos, que los Sociólogos llaman hipermodernismo, se caracteriza por la falta de sentido. Dice Eduardo Pavaneti que como se ha quitado la fe y la moral católica de los pueblos y de las personas, desaparecieron la esperanza del Cielo y el entusiasmo por vivir las virtudes como ideal de la conducta humana. Así, ¿qué es lo que queda de nuestra dignidad?

 Si has cometido errores es porque has renunciado a tener un faro que oriente todas tus acciones. Mirar al frente y arriba es tener clara la meta a la que nos dirigimos. El problema actual es que no establecemos ideales. No sabemos a dónde vamos. Nos casamos, pero no sabemos para qué; tenemos hijos, y no pensamos cómo y para qué vamos a educarlos; encontramos la forma de obtener ingresos, para comprar de modo consumista lo que el mercado ofrece.

 Necesitamos aspirar al Cielo para vivir exitosamente. Dos hechos probados de la Naturaleza nos lo demuestran:

1. Hay una estrella única entre billones de ellas en el universo, la Estrella Polar, alineada con el eje de rotación del Norte de nuestro planeta. Todas las demás estrellas y constelaciones se mueven, pero esta estrella permanece fija y es posible verla siempre. También llamada Estrella del Norte, ha sido guía para los viajeros desde el comienzo de la Historia de la Humanidad.

2. Se ha demostrado que la gente camina en círculos, sin darse cuenta, cuando no tiene un punto de referencia. Un Instituto para la Cibernética Biológica en Alemania pudo determinarlo en un estudio realizado en 2009. Se pidió a numerosos participantes caminar por largas horas en el Desierto del Sahara y en el Bosque de Bielwald, llevando un GPS consigo. Cuando podían ver el Sol o la Luna caminaban en línea recta; pero cuando perdían estas referencias, invariablemente daban círculos, sin ser conscientes de ello.

En este preciso momento, cuando te das cuenta de que te has equivocado, necesitas definir hacia dónde dirigirás tus pasos a partir de hoy. Escucha esta invitación que hace Nuria Masot: “No permitas que la aflicción te invada; es el camino usado por el diablo para paralizarte”.

Reconocer el error y buscar superarlo es el primer paso… ¡Ya avanzaste el 50% de tu camino al éxito!: ya sabes lo que no quieres, ahora define lo que sí quieres, y cuenta con la ayuda de Dios, que celebra tu decisión.




Lupita Venegas

1 comentario:

  1. Gracias Lupita por esas palabras, Dios siga bendiciendo este maravillosos don que compartes día a a dia con nosotros, almas necesitadas de consuelo. un abrazo fraternal

    ResponderEliminar